Bronx

No podía parar de pensar en el anuncio del apocalípsis que se va desgranando en Watchmen. Yo siempre fuí más de cómics, cómics de segunda mano. En parte tampoco era fácil conseguir otras cosas por el barrio…

El fin del mundo parece cosa de horas. No me da tiempo a hacer grandes reformas, y tampoco tengo una lista de /sueños/caprichos/deseos reprimidos/ pendientes a los que abocarme locamente, como está haciendo la mayoría. Me basta con gozarme este cigarillo, mientras pienso en el fin del mundo y yo. Con las pequeñas cosas es fácil achacarse responsabilidades o culpas, llevados por el ego y su afán de protagonismo, a veces mesiánico. El fin del mundo son palabras mayores. Mira que él siempre decía: “Salvador, te estás descarriando” Pero no, no puede ser que este mega-marrón galáctico-universal sea culpa mía…

Podcasts

También en el terreno puramente auditivo vivimos una buena época, con múltiples programas disponibles gratuitamente. Una pequeña selección:

Músicas: ambient y sintetizadores en Atmósfera, flamenco en Duendeando, picoteo multigénero en Multipista y Mundo Babel

Curiosidades en formato píldora en El buscador de Radio 5

Actualidad cultural en Efecto Doppler

Cómic en La hora del bocadillo, La hora caníbal, La pinacoteca, Viñetas y bocadillos

Salud y nutrición en Vademécum, Buenas hierbas, Alimento y salud, Un laboratorio en mi cocina

Zona 0

– qué bueno tu brócoli
– adulador… ¿Y que tal el dia?
– Bueno… la rutina de entabicador, como siempre… y una llamada
– ¿Que fue?
– de un reality, por fin…
– ¡ay, que ilusión! ¿y de cual? ¿”La espiga”?
– Que va, mucho mejor… De “Zona 0”
– Mejor para ti, ¿no? Siempre soñaste con un novio motero…
– ya está el celoso… Sabes de sobra que en estos programas todo es teatro. Nuestra relacion esta segura. Me preocupa mas lo de las eliminatorias de turbo-moto…

Viaje al centro de la tierra

Ella era la mejor. Habiamos perdido la cuenta de lis fardos que nos habia pasado. Pero el jefe tenia que meter la nariz. Y claro, no iba a ir sin su mano derecha. Total, que estaba cantado que les pillaban.
Suerte del pasado espeleologico del boss, quiza asi consiga salir del embrollo en el que se ha metido…

Desperado

El medico borrachin me advirtio de que dejara el salon, Billy venia a por mi y su kung-fu era muy bueno, como todos sabian. El poblado indio esperaba que le llevase el aguardiente. Todo aconsejaba largarse. Pero yo ya tenia cita con las chicas, y mi revolver era mas rapido que cualquier patada.