Mitos audiófilos

Un artículo interesante sobre los mitos de la audiofilia, disponible en Audiocritic.

Las tres primeras “mentiras” (cables, válvulas de vacio, vinilo) son tan habituales que forman casi un dogma entre los audiófilos, pero los argumentos de Peter Aczel son bastante convincentes. Con los archivos digitales en alta definición que tenemos disponibles hoy en día, la calidad de sonido no justifica a los vinilos o a otros inventos como el SHM-CD.

A veces la audiofilia mueve grandes cantidades de dinero, lo cual es un buen incentivo para intentar justificar inventos que cuestan mucho más y que en el fondo son un efecto placebo. Lo cual no quiere decir que un equipo bien montado de enchufe a altavoz no suene mejor que un equipo básico. Simplemente, ser critico a la hora de invertir dinero en cada componente: muchas veces una gran inversión apenas mejora un poco la calidad final del sonido. De hecho, a veces se puede conseguir una gran calidad por un precio mucho menor simplemente cambiando de marca. El precio no siempre correlaciona con la calidad.

Y recuerda: la mayor diferencia está en los altavoces (o cascos). Empieza tu inversión por ahí.

Nuevo (Julio 2012): a propósito del “Masterizado para iTunes”, en ArsTechnica publicaron un interesante artículo (Importa el “masterizado para iTunes a la música”?) que también toca el tema de la audiofilia como parafilia (en particular, los formatos de altísima resolución, 24/96 y superiores). En el artículo afirman que los nuevos masters optimizados para el formato iTunes Plus de la Apple Store sí aportan mayor calidad.

Yo últimamente pienso que influye más el proceso de mezcla (como las nuevas mezclas Ultimate de Mike Oldfield) que el remasterizado. Salvo que comparemos un masterizado mal hecho con un remaster en condiciones… que no suele ser el caso de los clásicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *