Conseguir ficheros multicanal estandar con Foobar

La gran virtud de los ficheros digitales es que con los programas adecuados se pueden cambiar de formato adaptándolos a nuestras necesidades.

Por ejemplo,  podemos transformar una imagen ISO de un SuperAudioCD (SACD) en varios archivos AC3, listos para ser enviados a cualquier decodificador Dolby Digital. ¿Por qué? Tanto el SACD como otros formatos de alta definición más recientes (por ejemplo, Dolby True HD) ofrecen una elevada calidad a cambio de un elevado ancho de banda.

Si utilizas una conexion HDMI dispones de 37 Mbps para audio, con lo cual puedes enviar PCM sin comprimir y sin problema: hasta 8 canales a 192 KHz y 24 bits (24 x 192000 x 8 = 37Mbps aprox). Como ya comentamos, sólo necesitas un XBMC calentito para reproducir estos archivos de alta definición (si tu receptor soporta dichos formatos, claro)

Si tu ordenador aún se limita a una salida óptica (SPDIF o similar), la cosa se complica. En 3 Mbps sólo puedes meter 3 canales sin comprimir (cada canal a 24 bits y 48Khz necesita 1Mbps). Si los estándares lo permitiesen eso se traduciría en un humilde 2.1

Pero no todo está perdido: formatos como Dolby Digital o DTS permiten disfrutar de 5.1 vía SPDIF, gracias a que comprimen los canales para que quepan en esos 3 Mbps.

Así pues, con una pequeña perdida de calidad en cada canal (muchas veces inapreciable) se puede disfrutar de SACD o Blu Rays en cualquier equipo incluso con un simple SPDIF. Basta convertirlo a DTS o Dolby Digital (AC3). El formato DTS a veces da dolores de cabeza para reproducirlo (literalmente, cuando el receptor no lo entiende y lo reproduce tal cual como chirriantes bits)

El proceso de conversión es bastante sencillo gracias a Foobar. Instalamos los módulos de entrada pertinentes (para SACD, para DTS, para Dolby True HD…) y el conversor a AC3, “Aften encoder” (incluido en la suite WavToAC3Encoder). Añadimos Aften como conversor de salida (desde el panel de conversión) especificando los parámetros del comando:

-b 640 -pad 0 -readtoeof 1 -exps 32 -s 1 %d

(o sea, 640 Kbps CBR por canal, estrategia de búsqueda de exponentes de alta calidad -tamaño 32-, block switching con MDCT de 256 puntos)

Y las opciones del diálogo “Lossy” y 24 bits (highest BPS mode supported)

Después es tan fácil como abrir el fichero original y convertirlo con el conversor Aften

Lo dicho: con un poco menos de calidad, conseguimos un formato multicanal (AC3) ampliamente soportado en reproductores software, receptores, media centers y demás, que no necesita HDMI (incluso podría funcionar con 6 cables corrientes si tu receptor tiene esas entradas analógicas multicanal) y además ocupa menos (unos 300 MB por álbum, frente a los 2 o 3 GB de una ISO de SACD).

¿Cuándo se le ocurrirá a alguien expandir las tiendas de música (como la Apple Store) con una reedición de todas las obras multicanal (SACD, DVD-Audio, etc) en formato AC3, fácilmente descargable y reproducible?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *