Innovar en la educación: viaje a la escuela del siglo XXI

En la web de la Fundación Telefónica, puedes descargar gratis “Viaje a la escuela del siglo XXI”, de Alfredo Hernando. Un libro de 200 páginas que recopila algunas de las iniciativas educativas más interesantes a lo largo y ancho del mundo.

En la sección de publicaciones de dicha web puedes encontrar otros documentos apetecibles.

Educación en el siglo XXI

Una de las mejoras posibles es el uso inteligente de los videojuegos como sustituto de los “clásicos deberes mecánicos”, en los que sólo hay una oportunidad de acertar (con lo cual, se valora más si ya se tienen ciertos conocimientos, que el aprendizaje en sí).

En su lugar, los videojuegos permitirían “auto-corregirse” instantáneamente, e interiorizar los fallos como lo que son, oportunidades de aprender y mejorar. Este vídeo de “Extra Credits” lo expone espléndidamente:

Un día en la vida de Corea (del Norte)

Documental supervisado por el ministerio de la República Democrática de Corea (del Norte)

Muchas cosas llaman la atención, por ejemplo…

  • la atmósfera general recuerda a la tétrica distopia de Half Life 2
  • siendo un país comunista, profesan una obligada devoción a su lider… hay una obvio choque entre el principio de igualdad y el destaque del “hijo del pueblo”
  • la clase, en la que los niños asisten a este discurso:

    Queridos pequeños camaradas, ¿sabéis por qué los niños tienen que tocar los instrumentos tradicionales de nuestro país? Las flores necesitan del sol para abrirse, y los niños de nuestro país necesitan del amor de nuestro Gran General Kim Jong Il para crecer. Crecen cantando y tocando, porque son el futuro para nuestro país. Los niños de la escuela Pyongsong tocan muy bien los instrumentos. Niños como Cho Wong Jong, Min Hyo Gyong, o Kum Sil (…) de esta escuela infantil aprenden de sus profesores (que luchan por el futuro del país) a tocar los instrumentos tradicionales. En el recreo no juegan fuera, como otros niños, si no que practican con el “kayagum” o el “choptae”, instrumentos tracionales. Así un día podrán interpretar para nuestro padre, el General Kim Jong Il, una magnifica melodía. Cada día mejoran más y más…

    Supongo que el tétrico subrayado musical no lo pusieron en Corea… A pesar de que el discurso les incita a “trabajar” en vez de jugar, en otro momento del documental se ve como los niños juegan (espero que en la realidad efectivamente puedan elegir, y jugar si lo desean… que el juego es la mejor forma de aprender y crecer como personas)

Tecnología, educación, justicia social

En “Why Technology Will Never Fix Education“, se recuerda que el requisito básico para perserverar en la educación es la motivación, la cual mayoritariamente se consigue combinando el “reconocimiento al esfuerzo” mediante un “título” y la valoración social de dicho título (prestigio, salario, etc). Hay honrosas excepciones que promueven la “automotivación”, pero aún son minoritarias.

Otra reflexión importante es la perpetuación de la desigualdad: en la realidad real, resulta muy complicado que alguien que no puede pagar las tasas, o que sufra unas condiciones laborales indignas, pueda concluir con éxito una formación, por más facilidades que la tecnología ofrezca.

Día del niño 2015

Curiosamente, en cada sitio se celebra en una fecha diferente. En Madrid, el segundo domingo de Mayo (cerca de la celebración japonesa, “Kodomo no hi”, el 5 de Mayo)

Además de reflexionar sobre las circunstancias que sufren los niños (en otros países y también en éste), puedes aportar tu granito de arena a los que te rodean, tanto si tienen la suerte de “vivir bien”, como si están “menos favorecidos” (muchas veces, la “buena vida” es muy relativa…)

Un paseo donde ellos elijan, una semana sin actividades extraescolares, una noche a solas con sus amigos, una tarde de experimentación, ensayo y error sin dramas;
un fin de semana sin mentiras (grandes, pequeñas, piadosas o no), una hora de escucha atenta con los seis sentidos, una sonrisa desde el corazón…

O, “simplemente”, permitirles que sean realmente ellos mismos…

El latigazo Whiplash

oscaroscaroscar3 Óscar: actor secundario, montaje y mezla de sonido

“Whiplash”, de Damien Chazelle, da qué pensar. Por ejemplo, en los niveles de la música. Los simples mortales no sabemos decir si J.K. Simmons se adelanta o se atrasa, nuestra apreciación se queda en “esta canción me gusta” (o no). Disfrutar las sutilezas que pueda proporcionar un virtuoso no está al alcance de cualquiera… En este sentido, se puede decir que “Whiplash” es musicalmente reveladora. Yo pensaba que el jazz tenía un gran componente de fluir y de improvisación. Viendo como los músicos trabajan minuciosamente sobre partituras bajo el tempo exacto del director de orquesta, se rompe un poco ese mito…

Otros puntos más obvios de la peli son la pedagogía de la presión, la autosuperación, los sacrificios de sangre que hay que tributar a veces.

A ratos es una película dura, difícil de ver. En otros ratos, como película de ficción resulta difícil de creer en sus extremismos. Cuando se puede, basta un “it’s OK Charlie”. Pero los retos no paran de crecer y multiplicarse, y exigen sacrificios. De esto también saben (o sabían) mucho Steve Jobs y Jeff Bezos. Y a pequeña escala, cualquiera que anhele llegar a la élite. En este país pro-futbol, ¿qué no habrán sufrido tantos aspirantes a llegar a jugar en primera división?

El artículo “The Drum Thing”, de Ethan Iverson, es una muy interesante revisión histórica de la faceta musical de Whiplash. En el se mencionan las siguientes referencias de maestros de la batería de Jazz:

Tony Williams and Elvin Jones

Buddy Rich

Giant Steps by Buddy Rich on Grooveshark

Gene Krupa

Louis Bellson

Ed Shaughnessy

“Beyond the Sea” de Bobby Darin (con Don Lamond en la batería)

Beyond the Sea by Bobby Darin on Grooveshark

Chick Webb

Max Roach

Jo Jones

Luchar, maldecir y apostar

Lo que un niño necesita saber (aunque “no debería necesitar saber”), en un discurso proponiendo a un santo moderno:

(…) For my modern-day saint I chose a man who shares
many of the same qualities as St. William of Rochester (…)

He doesn’t like people and not many people like him (…)

If you dig deeper you see a man beyond his faults (…)

Vincent learned all the things that kids shouldn’t need to know:

Fighting, cursing and gambling (…)

He taught me how to fight,
how to stand my ground and be brave,
how to speak up and be bold.

(…) saints fight for themselves and others,
so that they might be heard.

He taught me how to gamble,
horse racing, Keno, the Over and Under,
which is a big reason why I’m grounded ‘til I’m eighteen X-D (…)

(de la peli “St. Vincent”)

Superiores y superioridad

Una cita sobre el sistema educativo inglés a principios del siglo XX (“public schools”), y otra cita sobre la necesidad (externa o autoimpuesta) de sentirse/ser superior a los demás

I have hardly mentioned a Master yet(…)
It is difficult for parents
(and more difficult, perhaps, for schoolmasters)
to realize the unimportance of most masters in the life of a school.
Of the good and evil which is done to a schoolboy masters, in general,
do little, and know less(…)

(…) the deadly thing was that school life was a life almost wholly dominated by the social struggle;
to get on, to arrive, or, having reached the top, to remain there,
was the absrobing preoccupation.
It is often, of course, the preoccupation of adult life as well;
but I have not yet seen any adult society in which the surrender to this impulse was so total.
And from it, at school as in the world, all sorts of meanness flow;
the sycophancy that courts those higher in the scale,
the cultivation of those whom it is well to know,
the speedy abandonment of friendships that will not help on the upward path,
the secret motive in almost every action (…)
in some boys’ lives everything was calculated to the great end of advancement.
For this games were flayed;
for this clothes, friends, amusements, and vices were chosen

Ambas extraídas del estupendo libro “Surpised by Joy”, de C.S. Lewis. Libro en el cual se inspira parcialmente la película “Tierras de Penumbra” (“Shadowlands”)

Dislexia, discaculia, dislalia, ecolalia, palilalia, ecopraxia, coprolalia

Transtornos más frecuentes de lo que creemos y que no se limitan a la hipermencionada dislexia.

Como se suele decir, el primer paso para la mejora es ser consciente de qué falla. A veces puede ser complicado, como es el caso de la ecolalia. Otras veces puede ser una falsa alarma, como la aparente coprolalia de Cartman en “Le petit Tourette”

A continuación, una breve definición / explicación de cada término:

  • dislexia: dificultad con la lectura (lexia = habla o dicción)
  • ecopraxia: repetición involuntaria de los movimientos de otra persona (praxia=llevar a cabo algo, acción). A pequeña escala, todos tendemos a pequeñas sintonías de movimiento por empatía, de las cuales sólo se dan cuenta terceros observadores. También es común repetir un movimiento que se está aprendiendo. Fuera de estas circunstancias, puede tratarse de ecopraxia (obviamente, el diagnóstico ha de hacerlo un especialista con experiencia). La ecopraxia está vinculada sobre todo al síndrome de Tourette, pero aparece también en autistas
  • ecolalia: repetición involuntaria de algo que acaba de decir otra persona, como un eco
  • discalculia: dificultad con los cálculos matemáticos
  • dislalia: dificultad para pronunciar ciertos fonemas (lalia = habla)
  • palilalia: repetición involuntaria de palabras o frases (pali=otra vez)
  • coprolalia: tendencia a proferir obscenidades o insultos fuera de contexto (copro=heces)

La ecopraxia y la ecolalia se incluyen dentro de los “ecofenómenos” (repetir acciones ajenas).

¿Perdimos el norte con los menores?

No tiene desperdicio… Dura 14 minutos pero cada uno de ellos merece la pena.

Video Emilio Calatayud

Sinopsis: Emilio Calatayud Pérez (juez de menores de Granada) expone claramente algunas cuestiones claves sobre los menores en la España de nuestros días.

Los menores de edad lo son hasta los 18 años, para lo bueno (derechos) y lo “malo” (deberes). El Código Civil es muy claro al respecto:

  • Artículo 154: los padres tienen que cuidar, formar y corregirl moderadamente a los menores (lo cual requiere una cierta intromisión)
  • Artículo 155: los hijos deben obedecer a sus padres y respetarles siempre, y contribuir según sus posibilidades a las cargas familiares.

En 30 años (que no es nada para una sociedad) hemos progresado mucho: pasamos del padre autoritario al padre colega. El maestro también se ha desprestigiado: los alumnos no le respetan y los padres denuncian al profesor a la mas minima.

La escolarización es obligatoria: todos debemos denunciar que cualquier menor no esté en el colegio (en horario escolar). El fracaso escolar tiene un impacto directo en la delincuencia juvenil. Los centros escolares deberían contar con profesionales interdisciplinares que resuelvan los conflictos que surgen naturalmente entre alumnos, padres y profesores. Y los padres también tienen que apoyar a los colegios (en lugar de denunciarlos)

En la “edad de riesgo social” (14 a 18 años) resulta más complicado el aprendizaje, por eso hay que buscar otras vías para garantizar que todos consiguen el graduado escolar.

Los niños de Granada van al juzgado de menores para conocer la justicia de primera mano.

Todos como sociedad tenemos que decir que no y establecer límites, acabar con el “todo vale”. Por ejemplo, menores y botellón, y menores y sexo sin control (que después hay que paliar con pastillas abortivas, en vez de anticonceptivas)

Sentido común: hay que distinguir entre una cuestión de niños o un delito real, por ejemplo: peleas y amenazas frente agresiones y acoso.