Análisis Broken Age (primera parte)

Uf… 2 posts al mes… últimamente he estado liado, a ver si me relajo un poco ^_^

Al grano. Terminada la primera parte de Broken Age, puedo proceder a una breve análisis. Como ya adelanté, el lado artístico es estupendo: banda sonora y voces originales de lujo, y un apartado visual magnífico, tanto los gráficos (lo cual se puede apreciar en cualquier captura del juego) como en las animaciones. Si en vez de un juego se tratase de una película de animación, sería igualmente sorprendente y disfrutable.

Siguiendo con el símil peliculero, el guión también resulta ameno y divertido, con varios giros (que no voy a desvelar) y diálogos llenos de humor y chispa.

Con todo lo anterior, podemos hablar de un “juego-obra de arte”, en la línea de grandes como Limbo o Fez.

En lo que respecta a la faceta puramente jugable, es bastante fiel al canon de las aventuras gráficas clásicas de Lucasarts como Monkey Island o Indiana Jones. Se juega sin estrés, disfrutando del espectáculo, resolviendo puzzles y acertijos. El manejo es simple y directo, lo cual resulta de agradecer en los tiempos que corren (con juegos que requieren los 8 o 10 botones del gamepad)

Hay algún puzzle que requiere más pensamiento lateral y/o memoria, pero en su mayor parte, la aventura es bastante fácil, lo cual quizá contribuya a que  se haga un poco corta. Una vez concluida da la sensación de que se compone de pocas “pantallas”. No obstante, yo soy partidario de “lo bueno, si breve, dos veces bueno”, así que no me ha incomodado.

Otra pequeña sensación de pega es en lo que respecta al acabado. Como ya he comentado, habitualmente es glorioso, pero una vez más quizá eso establezca un contraste respecto a algunos personajes, escenarios, animaciones, situaciones o diálogos que lucen menos, dando la sensación de estar menos pulidos.

En cualquier caso, Double Fine ha hecho un gran trabajo y el juego merece mucho la pena, tanto si en su día disfrutaste de las aventuras gráficas clásicas como si no. A por él! (y si puedes, en Linux sabe mejor 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *