Archivo

Proceso de compra de un coche

Normalmente, el proceso de compra de un vehículo nuevo conlleva un desembolso económico considerable, de ahí el interés en saber dónde se mete uno y qué puede esperar. En esta página se recogen los pasos más habituales de dicho proceso, junto con algunos comentarios y consejos.

  1. Selección inicial de coches. en este paso tenemos que ajustar el coche que queremos con el presupuesto del que disponemos. En primer lugar deberíamos pensar el tipo de vehículo que nos conviene más: habitualmente será un turismo, pero los derivados de turismo (furgonetas) y los todos terreno pueden resultar interesantes. Hay que informarse bien de las ventajas e inconvenientes de cada tipo. Por ejemplo, los vehículos industriales (como las furgonetas) ofrecen más espacio por menos dinero y están exentos del impuesto de matriculación, pero tienen que pasar la ITV cada 2 años y legalmente el límite de velocidad es 100 Km/h.Este proceso de selección es iterativo: mirar las características y precios de los coches deseados, evaluar su coste, buscar alternativas, volver a mirar… Al final de esta etapa deberíamos concentrarnos en pocas opciones pero variadas.Para recabar información podemos recurrir a revistas especializadas, páginas web de los concesionarios, buscadores de vehículos…
  2. Elección del vehículo que nos gusta de verdad. La mejor forma de determinar cuál es nuestro coche es viéndolo y probándolo. La forma más cómoda es acudir a alguna ciudad del automóvil (o similar), donde hay concesionarios de la mayoría de las marcas, de modo que en un par de horas se pueden ver de cerca los coches de la selección que hicimos en el paso anterior. En cada concesionario podemos conseguir un presupuesto y catálogos con información detallada de cada vehículo, que nos ayudarán a tomar la decisión definitiva.También es conveniente hacerse una idea de qué extras nos interesan y cómo conseguirlos; a veces resulta más económico adquirir un modelo más sofisticado (con un motor más potente, por ejemplo) y que ya trae de serie esos extras, que comprar un modelo más básico y añadirle todos los extras uno a uno.Respecto a los extras (u opciones), los más recomendables son (de más a menos importante):

    – ABS (evita el bloqueo de los frenos), ESP (evita derrapes), doble airbag, cinco puertas
    – aire acondicionado (o mejor aún, climatizador)
    – si vamos a hacer 20000 Km al año o más, compensa un motor diésel por el coste del combustible (frente a los motores de gasolina)
    – garantía de 5 años: nos ofrece una tranquilidad adicional, aunque normalmente tiene el inconveniente de que lleva asociado un límite de kilómetros bastante bajo, con lo que en la práctica resulta preferible la garantía de serie (2 años sin límite de kilómetros)
    – ordenador de a bordo, control de velocidad (cómodo para viajes largos, ya que con él la velocidad se mantiene sin necesidad de pisar el acelerador)
    – pintura metalizada (más resistente, aunque también es más cara), de color claro (se nota menos la suciedad)
    – sensor de aparcamiento (emite un pitido cuya intensidad crece a medida que nos acercamos a un obstáculo)
    – reproductor de CD (o mejor aún, de MP3). Este es un extra que se puede conseguir más barato en tiendas especializadas en autorradios; por eso, si no viene de serie o no conseguimos “sacárselo” al comercial, combiene plantearse el comprar el coche sin reproductor e instalárselo por nuestra cuenta.

    Hay otros extras que intentan vendernos como lo mejor de lo mejor pero que en el día a día resultan poco prácticos (o dicho de otro modo, no compensan), como son: tapicería de cuero, faros de xenon, llantas de aleación, accesorios para climas muy frios (como asientos con calefacción, o espejos calefactables, que sólo usaremos si circulamos por sitios con temperaturas próximas a 0 grados…)

  3. Comparar precios. Una vez nos hemos decantado por un coche en particular, debemos buscar el mejor precio. Primero averiguamos en la página web del fabricante cuáles son los concesionarios más próximos, seleccionamos tres o cuatro y los visitamos. Volvemos a pedir presupuestos.A la hora de elegir concesionario, tan importante es el precio final que nos ofrezcan, como la confianza que nos inspire (comprar un coche en un concesionario que no es de fiar puede ser bastante traumático) o las facilidades que nos ofrezcan (aunque normalmente los bancos ofrecen mejor financiación).En principio es difícil saber qué concesionarios son de fiar, pero algunas pistas pueden ser: antigüedad (mejor concesionarios “de toda la vida” que uno recién abierto), opinión de conocidos, evaluaciones en foros…
  4. Búsqueda del préstamo más ventajoso: una vez más, recorremos 3 o 4 cajas y bancos para determinar cuál nos ofrece las mejores condiciones. A la hora de comparar lo mejor es utilizar la cuota mensual para un determinado plazo (por ejemplo, 3 años), ya que a veces el tipo de interés se interpreta de distintas formas.
  5. Configuración el vehículo. Acudimos al concesionario elegido y reservamos el vehículo con todos los detalles: qué extras incluirá, cuál será el precio final, cuándo se entregará… Todo eso se suele recoger en la orden de pedido. Si no vamos a financiar el coche con el concesionario (o para ser más exactos, con la finaciera que trabaja con el concesionario), necesitaremos una factura proforma que deberemos entregar en el banco, junto con otros documentos (normalmente, el DNI, el contrato de trabajo y las 3 últimas nóminas)El plazo de entrega depende de dónde se encuentre el coche. Si ya está en el concesionario, es inmediato. Si está fabricado, suele variar entre 15 días (el coche ya está en España) o un mes (el coche está de camino en barco). Si no está fabricado, el mínimo suele ser tres meses. La ventaja (si no tenemos prisa) es que podemos configurarlo al detalle.En cualquier caso, es conveniente “negociar” por escrito el plazo de entrega, de modo que sea más fácil reclamar en caso de que se produzcan retrasos.
  6. Compra del coche: normalmente, hasta que el concesionario no recibe una suma importante no mueve un dedo. La distribución del coste del vehículo es muy variable y depende de lo que negociemos con los comerciales del concesionario y del banco (normalmente, el banco quiere un sólo pago, bien sea por transferencia o bien por cheque). Algunos ejemplos son:- pagar una señal (entre el 15% y el 50%) y el resto una vez se haya entregado el coche en perfecto estado- pagar todo el importe de una vez

    A la hora de decidir entre transferencia o cheque también es importante considerar las comisiones que nos cobrará el banco por cada una.

  7. Seguro: una vez más, la oferta es abrumadora y compleja. Hay que armarse de paciencia y evaluar qué aseguradora nos ofrece más cobertura por menos dinero. Una vez elegida, podemos contratar el seguro si sabemos el número de bastidor o la matrícula, con fecha de vencimiento (inicio de las prestaciones del seguro) la de la entrega del coche.
  8. Matriculación: casi todos los concesionarios incluyen los gastos de matriculación en el precio. Eso significa que acuden a una gestoría que por unos 200 euros realiza todos los trámites necesarios: permiso de circulación, impuesto de circulación, matriculación… Si disponemos de mucho tiempo libre podemos optar por hacer nosotros las gestiones y ahorrarnos ese dinero.
  9. Recogida del vehículo: una vez el coche está en el concesionario matriculado y asegurado podemos recogerlo. Algunos aspectos que debemos comprobar antes de llevarnos el coche son:- comprobar que la documentación que nos entregan está completa: permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica (ITV), factura de compra, manual de instrucciones y mantenimiento, libro de garantía (firmado, sellado y con la fecha de compra)- comparar el número de bastidor del coche con el del permiso de circulación

    – comprobar el modelo, las características y las opciones del coche, así como su estado

    Recuerda que para poder circular necesitas los triángulos de señalización, el chaleco refrectante y el juego de bombillas de repuesto. Los concesionarios suelen regalar todo eso como cortesía con el cliente, pero no está de más asegurarse antes de que sea demasiado tarde.

Cuaresma

Ensalada “Así en el cielo como en la tierra”. Ingredientes:

  • Rúcula
  • Tatsoi
  • Red Chard
  • Brotes de Lollo Rojo
  • Aceite
  • Queso de cabra en aceite de laurel
  • Tomate “cherry”
  • Hierbas provenzales (albahaca, orégano, romero, tomillo, ajedrea y mejorana)
  • Estragón
  • Salmón ahumado en tiras
  • Piñones
  • Zanahoria en láminas

Excel 2008

La última versión de Excel para Mac tiene envidia de su rival Numbers, así que ahora luce más bonito (en la línea Apple).

El lucimiento se extiende a las gráficas, que ahora por defecto son más aparentes. El problema es que en algunos puntos se han pasado de “filosofía Apple”.

Ejemplo: en las clásicas gráficas de barras, ahora no se pueden personalizar las etiquetas del eje X. Hay que conformarse con lo que el propio Excel crea que es bueno. Así, si queremos que en esas etiquetas aparezcan unos números en particular, hay que “engañar” al Excel para que crea que son texto (y no basta con especificar que el formato de las celdas es texto). Hay que escribir texto: en lugar de “3”, poner “3 segundos para volver a Office 2004”.

Si Excel considera que las celdas son texto de verdad, se puede proceder como tradicionalmente: seleccionar las 2 columnas a representar y elegir el tipo de gráfica de barras. Una vez hecho, el texto aparecerá abajo como etiquetas del eje X y la otra columna serán los valores de las barras.

Otro cambio estético que impacta la usabilidad son las leyendas. Ahora están en la paleta flotante, sección Opciones de gráfica / Títulos.

Como NO financiar una empresa

Imaginemos que tienes una gran idea para un negocio, y acudes a la empresa de inversión Megainversores para que te financie. La empresa es extremadamente generosa y te concede mil millones, con la condición de que los administre alguien designado a dedo por ellos, el Señor Enchufado.

El administrador no es competente, pero es muy leal a Megainversores. Tú le propones tu plan de negocio con los proveedores que suministrarán las materias primas que necesitas, pero el Señor Enchufado afirma saber mejor que tú lo que tu negocio necesita. Él es el administrador, así que no te queda más remedio que confiar en su buen criterio para elegir a los proveedores.

Mientras tanto, observas como llegan varios camiones a las oficinas y comienzan a descargar grandes paquetes plastificados. ¿Qué podrá ser? Preguntas a uno de los mozos y te contesta que los paquetes contienen tu financiación: ¡mil millones en metálico! Inmediatamente intuyes que va a haber problemas y que algo raro está pasando. ¿Será que Megainversores es una tapadera de la Mafia?

El Señor Enchufado manda un par de vigilantes de seguridad para que protejan los fajos de billetes. ¿Podrán garantizar esos dos hombres que no vuela el dinero por la noche?

En breve compruebas que tu intuición no te defrauda: el Señor Enchufado despacha y contrata sin pudor a proveedores de todo el mundo, deseosos de dar salida a todos esos billetes nuevecitos. El Señor Enchufado asegura que la empresa estará en marcha en un periquete. Es verdad que, en condiciones normales, un montón de contratos y proveedores deberían garantizar una infraestructura óptima.

Sin embargo, los meses pasan y tus oficinas siguen vacias. No tienes ni un mísero fax para recibir los pedidos de tus clientes. El Señor Enchufado te dice que no tienes por qué preocuparte: todos los contratistas son de prestigio y están llevando su trabajo a cabo con calidad y eficacia. ¿Qué? ¿Eficacia? No crees lo que oyes. ¿Acaso el Señor Enchufado está ciego para no ver que no hay ni fax? No: lo que sucede es que él hace las gestiones desde su lujosa oficina en el centro de la ciudad. Jamás pisó tus oficinas.

Un día te cruzas con uno de los vigilantes y ves que va cargado con un saco. Te dice que es ropa sucia, pero está claro que sólo se puede poner tanto mimo a un saco de billetes. No puedes razonar con él (está armado) así que recurres a la policía del lugar, que no muestra interés por tu caso. Curiosamente también tienen guardado un saco de ropa sucia en una oficina.

Al cabo de un año, tu negocio está en quiebra, no queda un sólo billete y Hacienda te exige responsabilidades. Se ha invertido mucho dinero en tu negocio y esperan que contribuyas con una parte de tus beneficios, que lógicamente deben haber sido inmensos (dado el gran capital del que has dispuesto).

Toda esta historia es un caso de perogrullo: cuando hay mucho dinero en metálico y no hay mecanismos para controlarlo, los billetes desaparecen en facturas abultadas a propósito (¿por qué facturar 100 si se puede facturar 1000?), personal corrupto, sobornos, robos, extravíos… todo lo peor que se pueda imaginar. Ese dinero sirve para todo menos para aquello en que se supone que debía gastarse.

Esto es exactamente lo que ha ocurrido en Irak. Según el documental “El negocio de una ocupación”, de Callum Macrae, se enviaron 20000 millones de dolares a Irak ¡¡en metálico!! para financiar la reconstrucción del país.

Los 20000 millones han desaparecido y el país sigue sumido en la miseria y el caos. Se echa la culpa del fracaso a la inseguridad del país, que hace muy compleja cualquier tarea. Pero entonces, ¿a quién se le ocurre mandar allí 20000 millones en metálico?

Nuevo disco de Mike Oldfield

El 18 de Marzo sale a la venta “Music of the Spheres”, último trabajo de Mike Oldfield y primero creativo y excitante en mucho tiempo de este genio.

Desde “The songs of distant earth” la capacidad creativa (que no técnica) fue decayendo, llegando a discos tan “sosos” como “Tr3s lunas” y “Light and shade”. Afortunadamente, parece que las musas están regresando y quizá se abra una nueva etapa de fertilidad para Mike.

Dado el caracter orquestal de “Music of the Spheres”, sería estupendo poder disfrutarlo en DVD-audio o SACD, con un poco de suerte quizá se animen a sacarlo en estos formatos multicanal.

Donkey Kong Jungle Climber y los juegos de escalada

Donkey Kong Jungle Climber muestra que con pocos medios y mucha imaginación se puede hacer un juego divertido y diferente.

Hay otros juegos anteriores que han aprovechado la idea de la escalada, pero este es de los que mas partido le saca, gracias en parte a su curioso sistema de control. Al principio resulta un poco complicado, pero enseguida se pueden hacer virguerías…

Capoeira

La Capoeira es un arte de origen afro-brasileño que engloba danza, lucha, música, juego y expresividad corporal. Puedes conocer su filosofía mediante algunas frases de Capoeira que he seleccionado.

Yo estudio Capoeira con el Grupo de Capoeira Angola Nação Zumbí. En la web del grupo puedes encontrar fotos de Capoeira e información sobre las clases de Capoeira en Madrid.