Análisis y configuración de impresora Epson ET-2650

El display es pequeño pero en color. Los controles son bastante intuitivos. La configuración inicial de la impresora es algo confusa, pero con la guía en papel se puede completar (pulsar “OK” tres segundos, confirmar que los tanques están llenos, pulsar el botón azul)

El diseño general recuerda a las impresoras antiguas: carga de papel por bandeja vertical, sin doble cara automática, el soporte para las hojas impresas hay que sacarlo manualmente… Por suerte, son “pequeñas incomodidades” que se pueden apañar.

La calidad de impresión es aceptable, igual que la velocidad de impresión. La calidad de escaneado a 1200ppp es bastante buena, aunque algo lenta.

Obviamente, el punto fuerte es la “filosofía EcoTank”, que permite imprimir sin preocuparse mucho de costes. Si bien es cierto que la impresora es más cara que otras similares de filosofía “tinta a precio de oro”, cabe preguntarse si el precio real de estas últimas impresoras es 60 euros, o es un precio “rebajado” a fin de amortizarla con los cartuchos (a precio de oro)

Linux

La impresora está soportada en las últimas versiones de los controladores ESCPR (epson-inkjet-printer-escpr), aunque no incluye los ajustes de calidad de impresión. Se puede imprimir directamente por red (inalámbrica).

Windows

El software de escaneado (Epson Scan 2) es bastante espartano y poco intuitivo. El controlador de impresión está anclado en el pasado, pero permite ajustar bastantes parámetros. A veces la detección por red no funciona, con lo cual toca añadir la impresora a mano. A partir de ahí, también se puede imprimir directamente por red (inalámbrica).

Disco de la semana: “Officium”, de Jan Garbareck & Hilliard Ensemble

Música restaurativa, para escuchar con calma. Como muestra, “Pulcherrima Rosa”, en vivo desde el Jesus College de Cambridge:

Todo un album clásico, que en su momento ya destacara Ramon Trecet como disco del año en “Diálogos 3”