Decepcionante Macworld Expo 09

Por lo que respecta a Apple, ada realmente nuevo, salvo la ausencia de Steve Jobs por sus problemas hormonales.

En hardware un Macbook de 17″ potentillo y con batería de larga duración, lo cual es interesante a priori.

Pero la batería va integrada en el portátil, estilo iPod. O sea, reza para que no se te estropee la batería y mantenga su autonomía durante muchos años.

Durante mucho tiempo esta Expo fue un evento, con presentaciones como los Mac Intel en 2006, o el iPhone del 2007. El futuro pinta oscuro con el anuncio de Apple de que no volverá a participar en esta feria.

Curiosamente, Palm despierta algo de interés con otro competidor de iPhone: el Palm Pre.

Reinstalar grub a mano

Puede ocurrir que perdamos el arranque de grub (por ejemplo, al instalar Windows después de Linux). Algunas distribuciones incluyen entre las opciones de sus discos de instalación la opción “rescate” (Rescue), dentro de la cual puede aparecer la recuperación automática de Grub.

Arrancando desde un Live CD, también se puede reinstalar grub “manualmente”:

  1. Montar la partición raíz (por ejemplo, en /mnt/linux)
  2. Ligar los sistemas de ficheros /dev, /proc y /sys dentro de /mnt/linux (usando “mount -o bind”)
  3. “Teletransportarnos” a /mnt/linux con “chroot /mnt/linux” (una de las múltiples chuladas de Linux ^_^)
  4. Instalar grub: “grub-install /dev/sda” (suponiendo que ese sea el disco duro en el cual queremos instalarlo)

Excel 2008

La última versión de Excel para Mac tiene envidia de su rival Numbers, así que ahora luce más bonito (en la línea Apple).

El lucimiento se extiende a las gráficas, que ahora por defecto son más aparentes. El problema es que en algunos puntos se han pasado de “filosofía Apple”.

Ejemplo: en las clásicas gráficas de barras, ahora no se pueden personalizar las etiquetas del eje X. Hay que conformarse con lo que el propio Excel crea que es bueno. Así, si queremos que en esas etiquetas aparezcan unos números en particular, hay que “engañar” al Excel para que crea que son texto (y no basta con especificar que el formato de las celdas es texto). Hay que escribir texto: en lugar de “3”, poner “3 segundos para volver a Office 2004”.

Si Excel considera que las celdas son texto de verdad, se puede proceder como tradicionalmente: seleccionar las 2 columnas a representar y elegir el tipo de gráfica de barras. Una vez hecho, el texto aparecerá abajo como etiquetas del eje X y la otra columna serán los valores de las barras.

Otro cambio estético que impacta la usabilidad son las leyendas. Ahora están en la paleta flotante, sección Opciones de gráfica / Títulos.

iPod

El iPod (recientemente renombrado como “iPod Classic”) es un juguete codiciado, aunque a primera vista pueda parecer un reproductor del montón con un bonito diseño. Hasta que no se posee uno es difícil percatarse de esos pequeños detalles que lo hacen un gran reproductor por el que pagar una pasta.

Algunas virtudes del iPod:

  • interfaz cómodo y sencillo, resultado de la sabia combinación de la rueda con los menús. O recientemente, una gran pantalla táctil y el Multitouch
  • capacidades para todos los gustos, desde 1 GB para la gran mayoría hasta los 160 GB para melómanos empedernidos
  • reproducción auténticamente sin interrupciones (gapless), siempre que los ficheros estén preparados (un CD convertido a AAC, por ejemplo)
  • listas “inteligentes”
  • posibilidad de puntuar fácilmente las canciones
  • el diseño. Por ejemplo, la ubicación de la entrada para auriculares
  • la integración con iTunes simplifica la gestión de una colección de música amplia
  • recuperación automática de las carátulas de los discos (necesita cuenta en el Apple Store)

Algunos inconvenientes:

  • el precio, aún más excesivo si tenemos en cuenta que la caja del iPod sólo contiene el iPod y unos auriculares normales y corrientes. El cargador (para no depender de un puerto USB) va aparte a precio elevado.
  • el soporte. Échate a temblar si tu iPod comienza a fallar (no se te ocurra acercarle un imán), si la batería dura 5 minutos… La única solución práctica al 90% de este tipo de problemas es comprarse un iPod nuevo…
  • la salida de línea va integrada en el conector de la base y no hay muchos cables compatibles
  • la forma sencilla de pasar las canciones al iPod es iTunes, el cual ata de varias formas:
    • iTunes no deja descargar la música del iPod al ordenador
    • el iPod se vincula con el primer iTunes que lo sincroniza, de modo que no se puede hacer sincronización automática con otros iTunes (de otros usuarios o en otros ordenadores). Lo cual significa que si tienes la mala suerte de perder los datos de tu biblioteca iTunes, vas a tener que sincronizar tu iPod de nuevo desde cero. Es decir, a pasar otra vez todos los ficheros, a volver a crear las listas de reproducción y a volver a calificar tus canciones favoritas
    • Por suerte, hay programas como SharePod que permiten recuperar las canciones en caso de que no se pueda acceder a los originales en el ordenador

Pon un control de versiones en tu vida!

Sorprendentemente los sistemas de control de versiones siguen siendo los grandes desconocidos, y por tanto, los grandes ignorados. A pesar de que su utilidad es indiscutible…

El desconocimiento puede llevar a pensar que son muy complejos o difíciles de usar. Nada más lejos de la realidad. Para proyectos “personales” sólo se necesita RCS y un comando:

ci -l

En la hora en que uno se encuentra entre la espada y la pared, puede ser de gran ayuda este otro comando:

co -r

“ci -l” guarda una nueva versión del fichero manteniendo una copia bloqueada a disposición de nuestro editor de textos favorito. “co -r” extrae la versión del fichero que deseemos, con lo que podemos volver fácilmente al momento en que el programa compilaba perfectamente (e incluso funcionaba…)

Cuando colaboran varios suele compensar la creación de un repositorio centralizado. Para ello se puede recurrir a subversion, gratuito e integrable en la mayoría de entornos de desarrollo (como Netbeans o Eclipse)

Windows en Mac

Tras el cambio a procesadores Intel, Apple ha ensanchado sus horizontes con Boot Camp. Esta herramienta simplifica considerablemente la instalación nativa de Windows XP (Service Pack 2 o posterior) y Windows Vista en los ordenadores Mac.

La última versión incluye controladores para casi todos los dispositivos de los Mac. Por ejemplo, el iSight, el Airport y el Bluetooth de los últimos MacBook. Gracias a ello se puede disfrutar (o sufrir) plenamente de Windows en los ordenadores de Apple.

Boot Camp vendrá de serie en el próximo OS X (10.5 o Leopard)

También se puede emular Windows dentro del OS X con soluciones comerciales como VMWare o Parallels Desktop, o gratuitas como QEmu (aunque esta última opción no funciona tan bien como las otras)

Resolución de problemas de autenticación

ssh permite identificarse en un servidor remoto sin introducir una clave. Para ello basta con añadir nuestra clave pública en el fichero ~/.ssh/authorized_keys

ssh intenta ser precavido, con lo cual esta forma de identificación sólo funciona (por defecto) si sólo el usuario tiene posibilidad de escribir en su “home”. Con el sistema de permisos clásico de Unix/Linux, el usuario debe ser propietario de su home, y el permiso de escritura sólo puede estar habilitado para él (el típico patrón “755”)

Obviamente, el fichero de claves autorizadas tiene que ser correcto sintácticamente. A veces no es el caso, cuando uno “copia y pega” su clave y se cuela algún imperceptible salto de línea o espacio.

Además, la configuración del demonio SSH debe permitir el acceso con clave pública a ese usuario en particular. A veces no es el caso, bien porque el usuario es root y en la configuración se especifica “PermitRootLogin no”, o bien porque se declara “RSAAuthentication no” o “PubkeyAuthentication no”.

Para saber mas…

http://sial.org/howto/openssh/publickey-auth/problems/

Screen

Combinaciones útiles:

# Por defecto, la tecla de "llamar la atención" de screen es Control-a (abreviado ^a)
# Ayuda
^a ?
# crear ventana
^a c
# cambiar a la siguiente ventana
^a^n
#  cambiar a la ventana anterior
^a^p
# cambiar a la ventana enésima (0<= N <= 9)
^a N
# desconectar de sesion
^a d
# cerrar todas las ventanas y salir
^a ^\
# mostrar sesiones activas
screen -ls
# reconectarse a una sesion
screen -r id_sesion
# Cambiar el título de la ventana
^a A
# Mostrar información
^a i
# Ir al principio de la línea :-p
^a a