La nacion en crisis… ¿te suena?

“Tened piedad de la nación que lleva vestidos
que no teje ella misma,
que come un pan cuyo trigo no cosecha
y que bebe un vino que no mana de sus propios lagares.

Compadeced a la nación
que aclama a un fanfarrón como a un héroe,
que considera bondadoso al oropelesco y despiadado conquistador.

Compadeded a la nación
que desprecia las pasiones cuando duerme,
pero que, al despertar, se somete a ellas.

Compadeced a la nación
que no eleva la voz más que cuando camina en su funeral,
que no se enorgullece sino de sus ruinas,
y que no se rebela sino cuando su cuello está colocado
entre la espada y el zoquete de madera.

Compadeced a la nación
cuyo estadista es un zorro,
cuyo filósofo es un prestidigitador,
y cuyo arte es un arte de remiendos
y gesticulaciones imitadoras.

Compadeced a la nación
que da la bienvenida a su nuevo gobernante con fanfarrias,
y lo despide con gritos destemplados,
para luego recibir ccon más fanfarrias a otro nuevo gobernante.

Compadeced a la nación
cuyos sabios están aniquilados por los años,
y cuyos hombres fuertes aún están en la cuna.

Compadeced a la nación dividida en fragmentos,
cada uno de los cuales se considera una nación.”

Khalil Gibran, 1933

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *