El día a día con DevOps

Trabajo en equipo (de verdad). Los administradores de sistemas participan en las reuniones de desarrollo desde el principio, de modo que la arquitectura se planifica en equipo (sistemas y desarrollo). Desarrolladores y sistemas usan las mismas herramientas (gestión de fallos, despliegue, repositorio de código…)

Compilación y pruebas automatizadas y continuas: cada vez que el código cambia, se construye el paquete y se realizan las pruebas automáticamente. Esta idea se puede extender a la liberación de código y al despliegue de la aplicación. Y al aprovisionamiento de recursos (en base a un modelo predictivo)

“Infraestructura como código” (IaC). Las tareas de administración se basan en herramientas de automatización de “alto nivel” (Salt, Puppet, Chef…). La configuración y los scripts también se gestionan con control de versiones.

“Crash tests” planificados: ser proactivo en la prueba real de fallos, caídas y recuperación. Se analizan las caídas de servicio y las conclusiones se integran en el proceso.

Margen de error mensual: el tiempo en que un servicio no está activo se descuenta de una cuota mensual. Mientras quede tiempo en esa cuota, se puede seguir experimentando y arriesgando. Cuando se agota, sólo se permite desplegar para corregir fallos críticos urgentes (“Error Budget”, en Google)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *