Ubuntu puede reproducir música

En la serie de artículos “ubuntu-can” presentaremos las cosas que en un Mac son fáciles de hacer… y en Ubuntu también ^_^

iTunes tiene su manera de hacer las cosas, lo cual le ha creado muchos detractores. Pero… si le dedicas un tiempecillo a descubrir sus virtudes, no echas de menos a otros reproductores multimedia.

Ubuntu 11 ha elegido como sustituto de iTunes a Banshee. A veces es un poco lento, por eso merece la pena probar Rhythmbox (via Ubuntu Software Center). De hecho está más próximo a iTunes en su apariencia. y mantiene las funciones claves de iTunes:

  • Listas inteligentes (smart lists): permiten organizar tu música a tu gusto, agrupándolas en función de un conjunto de características (al estilo de una consulta en una base de datos). Por ejemplo, la clásica lista “Mis preferidas” no es más que una selección de las canciones cuya puntuación es de 4 estrellas o más. Mi lista “iPod Nano” contiene las canciones de mi lista “Música nueva y relajante” (canciones con etiqueta @relajante que  he añadido en los últimos 3 meses), mi lista “Favoritas Nano” (canciones con más de tres estrellas, limitada a 2GB) y mi lista “Pendientes Nano” (3 horas de música que aún no he escuchado). Como puedes comprobar, las posibilidades son infinitas. A Rhythmbox parecen faltarle algunos campos importantes, como “Skipped” y “Playlist”
  • “Explorador de columnas” (column browser): permite filtrar rápidamente por genero, artista o album.
  • Sincronización con iPod / iPhone: en Rhythmbox es un poco pobre, mejor usar gtkpod. Una ventaja de Ubuntu es que sus reproductores permiten rescatar archivos desde un iPod y sincronizar un iPod contra varios ordenadores (cosas que iTunes no permite) Puede leer incluso iPods formateados en un Mac (HFS plus), pero parece que escribir en ellos falla…
  • Extracción de audio desde CD (con la ayuda de Gstreamer)
  • Grabación de audio CD (con la ayuda de Brasero)
  • Detección de duplicados – aparentemente Bansheey Rhythmbox no tiene esta función 🙁
  • Obtener carátulas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *