Lumbalgia: la postura es fundamental

De pie: “crecer hacia arriba”, energía en glúteos y abdominales.

Sentado: intentar no pasar demasiado tiempo sentado. Mantener piernas y codos en ángulo recto, lumbar bien apoyado en el respaldo, piernas no colgando. Alternar con “sentadilla”.

Dormir: de lado con un cojín entre las rodillas (para mantener la postura con comodidad) o boca arriba con una almohada bajo el cuadriceps (para elevar ligeramente las piernas y relajar las lumbares)

Agacharse: siempre con las piernas flexionadas (independientemente de que se doble o no la espalda). Mejor agacharse hacia “sentadilla”, que doblando la espalda (al estilo “saludo japonés”)

Nuevo: ¿Por qué los indígenas so sufren dolor de espalda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *