Ascenso y declive

Resulta curiosa la influencia de múltiples pequeños factores (y algunos grandes) en el auge y caida de los cómics.

En el caso de los Estados Unidos, los cómics (“funnies”) alcanzaron a las masas a través de los periódicos, en formatos tira y dominical. De ahí luego consiguieron independizarse como “comic books” y, en una época en que la narrativa para el ocio estaba “limitada” al cine y la radio, se volvieron aún más populares entre las clases populares (valga la redundancia). Obviamente también existían los libros, pero en aquellos tiempos de alfabetización moderada su comprensión no estaban al alcance de todos (en este sentido, una de las virtudes clásicas del cómic ha radicado precisamente en el dibujo, ajeno a barreras de idioma o de edad)

Luego coincidió el exilio a las periferias con la proliferación de la televisión. Con lo cual, para los niños (y no tan niños) resultaba mucho más fácil y barato acceder a los contenidos televisivos que a los cómics. Si bien en los quioscos del centro la oferta era abundante, los badulaques de las urbanizaciones tenían una selección mucho más limitada.

Para remate, el miedo infundado a los cómics impuso una férrea autocensura que durante una temporada minó las posibilidades creativas y expresivas de dichos cómics.

En España, la historia ha sido similar. Antes de la televisión, los tebeos eran inmensamente populares. Curiosamente, el éxito convivió bastante tiempo con la tele: aunque muchas revistas cerraban (y aparecían otras), el grueso de ventas era bastante considerable. De hecho, ese formato consiguió ir madurando en la transición con exponentes como “El Víbora” o “El pequeño país”. En este caso no tengo tan claro qué secuestró el interés de los lectores, “forzando” al cierre de todas las revistas de cómic (con la excepción de “El Jueves”)

Aparentemente, ahora estamos en una segunda Edad de Oro, en la que los adultos están revalorizando la novela gráfica y el cómic de autor. No sólo hay varias editoriales españolas sacando una abundante oferta (y en general de bastante calidad). También hay osados que vuelven a apostar por revistas de cómic, como “Orgullo y Satisfacción” o la inminente “La Resistencia”. E incluso por tebeos sin precio prefijado (formato digital, obviamente), como es el caso de la serie “Universe” de Albert Monteys.

Orígenes del cómic

Barnacle Press, una web con una variada selección de comic clásico.

Vía “Superhero entertainment – The origin of superheroes” (Coursera)

“The Adventures of Mr. Obadiah Oldbuck”, de Rodolphe Töpffer (título original “Les Amours de Mr. Vieux Bois”)

Portada de “The funnies”, #34 (4/10/1930)

Portada de “Famous Funnies” #1

Portada de “Detective Comics” #1

“Comic strips and consumer culture 1890-1945”, de Ian Gordon.

Vía Museo digital del cómic

Tiras cómicas de Buster Brown (R.F. Outcault, 1903)

“Little Nemo”, de Winsor McCay

“Gasoline Alley”, de Frank King

Vía Coconino Classics

Wilhem Busch

Caran d’Ache

George Cruikshank

Gustave Doré

George Herriman

Otto Messmer

Winsor McCay

Adolf Oberländer

José G. Posada

Antonio Rubino

Otto Soglow

James Swinnerton

Rudolf Topffer

Necesitamos un boy

image

🙄

“Tintín en el Congo” (versión 1946) resulta revelador de la evolución del trabajo individual de Hergé (que luego contaría con la inestimable ayuda de su estudio). Es un “album” digno, pero se aprecia una cierta limitación en las expresiones faciales, en los paisajes y en la composición de viñetas. En muchas de ellas, además de verse una acción o una intención en la imagen, también se describe en los bocadillos. Resulta algo chocante que Tintín “narre” en voz alta todo lo que hace… pero quizá en la época de la primera versión (1931) se creyese necesaria una cierta “pedagogia” sobre cómo “leer” un cómic. A pesar de que ya era un medio de expresión altamente popular…

En el primer álbum, “en el país de los Soviets”, era más patente esta posible inmadurez de Hergé. No obstante, a pesar de estar redibujado dentro de su “línea clara”, se aprecian esos pequeños “detalles mejorables”, que no ocultan otros muchos rasgos que denotan saber hacer y ganas de aportar e incluso innovar. De hecho, como otros clásicos, es un cómic que, salvo los pequeños detalles mencionados, sigue funcionando bastante bien. Siendo 2016 el 70 aniversario, es una buena ocasión para retomarlo y redisfrutarlo en su “ingenuidad”. Incluso, de que lo reediten en “director’s cut”, incluyendo el original de 1931.

Las críticas (constructivas y destructivas) sobre el guión ya están bastante trilladas, así que no voy a reincidir en ellas.

Tienda en línea de Alex Fito

En la tienda de Alex Fito puedes comprar algunos de sus comics.

Además del inmenso disfrute que te van a proporcionar, ayudarás a Sander. Alex te lo explica en un post de su blog.

Si aún no conoces la obra de Alex, te puedes hacer rápidamente una idea de su gran talento con las muestras que expone en su web: “Cada dibujante es una isla” (PDF), “Trànsits” (resumen de su trayectoria, en PDF), Moñigotes

Comprar comics en digital

Poco a poco las editoriales se van subiendo al carro de la distribución digital.

Si bien el cómic en papel tiene su encanto especial, también tiene sus ventajas el cómic digital (espacio físico, costes, inmediatez…)

Una de las primeras tiendas fue la omnipresente Amazon con la tienda Kindle. Si bien la organización se puede mejorar (a veces es un infierno encontrar un número en concreto de una serie de tebeos…), cuenta con un catálogo bastante amplio y precios ajustados.

Astiberri dispone de bastantes cómics a buen precio que se descargan cómodamente en formato PDF. Disfruta de la plataforma de cómic digital de Astiberri

Norma ha denominado a su tienda digital CIMOC, como la mítica revista. La principal pega es que obligan a usar su “app” para leer los cómics. Este tipo de aproximaciones, ni reducen la piratería, ni hacen cómoda la vida del fiel lector (que debería ser la principal preocupación, ya que es quien paga… no los hipotéticos piratas…)

Bang ediciones

Grafito editorial

La americana Comixology (ahora parte de Amazon) cuenta con un extenso catálogo y promociones constantes.

En la iniciativa europea Europe Comics se puede acceder a parte del catálogo de Dibbuks, Dargaud, Dupuis…

Otros comics digitales

En Interné también se puede acceder a cómic digital gratuito. Por ejemplo…

Sliced Quaterly, una “antología de comic experimental”

Los mejores comics del año

Cerrando el año lo habitual es recapitular “lo mejor de”. Hay infinidad de listas: Recopilación de los mejores en 2016 de La Comiquera, Los esenciales 2016 de la ACDComic, Selección de tebeos 2016 de Jot Down, Las mejores novelas gráficas de 2016 según Fumettologica, década 2000-2010 (Rockdelux), código espagueti para 2015, entre comics, abandonad toda esperanza

De lo que he leido este año, poco ha sido de 2015 (como de costumbre, retro que es uno…)

Pero creo que es una buena excusa para recopilar los comics más interesantes que nos ha deparado cada año, y de paso ir poniéndome al día (con los que aparecen a continuación y no he leido aún)

2015

  • “The private eye”
  • “La máscara”, de Franquin (original de 1954)
  • “El árabe del futuro”
  • “Oh diabólica ficción”
  • “Preciosa oscuridad”
  • “El escultor”
  • “El paraíso perdido” (Pablo Auladell)

2014

  • “Las meninas”
  • “El botones de verde caqui” (originalmente publicado en Francia en 2009)
  • “Inercia”, Antonio Hitos
  • “Historias de barrio 2”
  • “Tiempo de canicas”

2013

  • “Beowulf”, García y Rubín
  • “Los surcos del azar”, Paco Roca
  • “Ojo de halcón”, Fraction & Aja
  • “Conspiraciones”, José Domingo

2012

  • “El héroe”, de David Rubín
  • “reproducción por mitosis”, de Shintaro Kago
  • “Love hole”, de Afonso Ferreira

2010: “Notas al pie de gaza”

2008: “Fun home”

2007: “Super puta”

2006: “Bardín el superrealista”

2003: “Persépolis”

2001: “Maus”

2000: “Adolf”

1999: “La vida está bien, si no te rindes”, “Sonámbulo y otras historias”

El milagro cultural español

El generoso reparto de beneficios en España es más o menos este:

Música: 74% “industria” (discográfica, tiendas…), 21℅ iva, 5℅ artista. Para ganar un salario “mileurista”, en una banda típica de 3 miembros, necesitan vender 3000 discos al mes.

Cómic: 69% industria, 21℅ iva, 10% artista.  Para ganar un salario “mileurista”, el autor necesita vender 1000 tebeos al mes. Una novela gráfica suele llevar al menos 1 año, con lo cual el mínimo total son 12000 ejemplares. En base a los datos de ventas de cómic en España de Guía del Cómic, esas cifras están al alcance de unos pocos, como Ibáñez, Paco Roca o Aleix Saló. Lo más habitual es que un cómic de éxito venda alrededor de 3000 ejemplares (media)…

En estas condiciones, resulta sorprendente que aún se cree música y comics en este país… Claro que, por otro lado, la “industria” también tiene sus “pegas”: principalmente la restricciones en cuánto a qué, cómo, cuándo… En este sentido, la carencia actual de “industria del cómic” en España propicia que la mayoría de las obras que se van publicando sean “de autor”.

Actualización: es verdad que aquí pocos historietistas puden vivir de su trabajo, y aún menos pasan de mileuristas. Sin embargo, los cantos de sirena que nos llegan de otros mercados como el francés parece que al final no son para tanto, como se apunta en los artículos “Estado General de la BD” y Crisis en tierras paralelas. Allí los creadores ganan más, pero siguen estando en el umbral de la pobreza… Y además, cada vez ganan menos (la táctica de producir en China también está llegando al cómic de masas…)

Nuevo: la “industria” (del cómic) parece un tema recurrente. Para muestra, dos botones bastante interesantes: el programa 181 de “Barrio Canino” y el encuentro sobre cómic, Cultura16 en el Museo de El Prado, organizado por Radio3:

Los mejores fanzines de Graf Madrid 2015

Grata sorpresa el buen nivel general de los fanzines que se podían conseguir en el Graf Madrid de este año (aunque curiosamente no todos los fanzines eran de este año, había algunos bastante viejunos…)

De lo mejor visto en cuanto a acabado (con papel e impresión de alta calidad), la revista Andergraün, la revista Meinstrîm, y…. Pulpovisión:

Grande Pollomuerto y compañía ^_^

Pulpovisión

2015-11-15 16.10.06

2015-11-15 16.11.34

2015-11-15 16.11.01

En Zocalo Fanzine, “El Capitán Chueca” (de Asier & Javier):

wpid-img_20151128_104729.jpg

y “Ladrón de Guante Blanco”, de Infame & Co:

wpid-img_20151128_104538.jpg

Zócalo Fanzine se puede conseguir en digital en su web.

Dentro del “Gruñiverso“, el Monigote Zen:

2015-11-15 16.13.16

Y otros, como “D.I.Y”:

2015-11-15 16.08.30

O “5 subculturas urbanas que mataría por ver”, de Omar Janaan:

wpid-img_20151128_104921.jpg

En “revista Meinstrîm”, una página de David Rámirez (sólo por ella ya merece la pena el número 1).Además, Fjara del puente Viejo (de Xulia Vicente, Isa Páez y Chus Bartolomé):

wpid-img_20151128_124502.jpg

Y “La casa está maldita”, por Juan Fender y Chus Bartolomé:

wpid-img_20151128_124524.jpg

En “revista Andergraün”, historietas de superhéroes, como “La Historia del Anderverso” (de Josema Cordón y Diego Núñez DNM):

wpid-img_20151128_104057.jpg

O “La noche del Lobo”, de Aitor I. Eraña, Alejandra Huerga y Chus Bartolomé:

wpid-img_20151128_104234.jpg

Más sobre el “Anderverso”. Leer gratis los cuatro primeros números del fanzine Andergraün.

Formatos originales:

“El gran Gatsby”, de Diego Núñez y Peúbe:

2015-11-15 16.14.53

Vivir modernamente“, de Carles Armengol y Alberto Hernández:

2015-11-15 16.15.10