Educación en el siglo XXI

Una de las mejoras posibles es el uso inteligente de los videojuegos como sustituto de los “clásicos deberes mecánicos”, en los que sólo hay una oportunidad de acertar (con lo cual, se valora más si ya se tienen ciertos conocimientos, que el aprendizaje en sí).

En su lugar, los videojuegos permitirían “auto-corregirse” instantáneamente, e interiorizar los fallos como lo que son, oportunidades de aprender y mejorar. Este vídeo de “Extra Credits” lo expone espléndidamente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *