Sol Negro

Tengo un hijo, se llama Edén. Es patrimonio más alla de este tiempo enajenado.

Nuestra parcela dejada de la mano de Dios, un sol negro en un mundo blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *