¿Cuánto se tarda en desarrollar un videojuego?

Pues… depende. Normalmente, más de lo que uno se imagina. Sospecho que la relación entre la escala/ambición del juego y el tiempo no es lineal. Basta observar los retrasos en cualquier juego no trivial para confirmarlo.

Ahora bien, no todos los juegos necesitan cientos de armas, armaduras y hechizos. Un juego puede estar orgulloso de ser “corto”. Un buen ejemplo es “A short hike”, una de las obras maestras de 2019 y que, como su título apunta, está pensado para completarlo en, como mucho, unas horas (lo cual no quiere decir que deje de tener interés)

En esta línea, cabe destacar al colectivo Sokpop, que publican un juego nuevo cada dos semanas (probablemente, menos de lo que uno se hubiera imaginado…). Hacer un juego con un mínimo de calidad (o “pulido”) no es fácil, pero Sokpop demuestra que es posible. Y además, viendo valorados sus esfuerzos (de momento no se van a hacer ricos, pero reciben un aporte no despreciable a través de su Patreon)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *